El coraje iluminó el viejo mundo con la nueva luz.

El coraje iluminó el viejo mundo con la nueva luz.
El coraje iluminó el viejo mundo con la nueva luz.

miércoles, 11 de julio de 2012

Parnu.

Parnu.

Parnu Mud Baths.
   Parnu, Parnú o Pärnu, es una pequeña ciudad costera del  sureste de Estonia de unos 50.000 habitantes (casi 90.000 en todo el condado), famosa por su ubicación, en la bahía que lleva su mismo nombre, al norte del golfo de Riga, que le permite disfrutar de amplias playas aptas para el baño.

Edificio en Parnu.
   La ciudad fue fundada por el obispo de Ösel-Wiek en 1251, y fue pasando por manos alemanas (1265), la mancomunidad de Polonia y Lituania (1560-1617), Suecia (1609-1710) y Rusia, hasta 1918. Pasó a formar parte de la Estonia independiente en el año 1918, tras la Primera Guerra Mundial. En la historia más reciente, fue ocupada por alemanes y rusos, hasta que Estonia logró su independencia en 1990.

   El despegue en el desarrollo de la ciudad esta fechado en 1838, cuando se inauguró el primer alojamiento pensado para disfrutar de sus playas, aunque la mayoría de sus características y famosas casas se empezaron a construir 50 ó 60 años después. El establecimiento estaba concebido como destino de playa en verano y como sauna en invierno. El edificio original fue destruido durante la Primera Guerra Mundial, y en su lugar fue construido el actual, en piedra, en 1927. Hoy en día, el elegante edificio neoclásico está orientado al turismo relacionado con la salud, con el nombre de Parnu Mud Baths, y sigue disfrutando de su privilegiada situación en primera línea de playa. Entre sus servicios, ofrece hidroterapia, ozono terapia, masajes, láser, aromaterapias, etc. Desde 1996, Parnu es conocida como la capital veraniega de Estonia.
   

Cómo llegar.

   Parnu tiene aeropuerto, aunque su principal vía de acceso es la carretera E67, que une Tallin, en Estonia, con Riga, en Letonia. Nosotros llegamos desde ésta última en autobús, en un viaje de algo menos de 200 kilómetros. Al cruzar la frontera recibimos la cordial visita de la policía, que subió al autobús y nos pidió la documentación. No hubo ningún problema y continuamos el viaje tranquilamente. La empresa se llama Ecoline , y el precio no llegó a 8 euros por persona. Nosotros compramos los billetes por internet antes de salir de España para evitar problemas de última hora.

   De Tallin la separan algo más de 130 kilómetros. Los vehículos que cubren la ruta tienen todas las comodidades, incluida conexión wifi a internet en la opción de mayor precio, pero no por ello demasiado cara comparada con los precios de España, por ejemplo.

Puestos callejeros en Parnu.
Calle peatonal en Parnu.
   Una vez en Parnu, se puede alquilar un coche para moverse por la zona o acercarse a la playa. Hay que recordar que el centro de la ciudad es peatonal.

   En cuanto a la seguridad, mi experiencia personal es extraordinaria. Nos dejamos el coche aparcado en una calle bastante concurrida y, por alguna razón que al parecer tiene que ver con los botones del mando a distancia, al volver de la playa me lo encontré con todas las ventanillas bajadas. Teníamos algo de ropa en los asientos, el maletero con todas las maletas dentro y todo permanecía en su sitio. Eso sí, el susto al verlo y hasta comprobar que estaba todo, no me lo quita nadie.

Qué ver en Parnú.

   Iglesia Ortodoxa de la Transformación de Nuestro Señor.
Iglesia Ortodoxa de la
Transformación de Nuestro Señor.

   Debido a la masiva conversión religiosa a finales del siglo 19, la Iglesia Ekateriina, del siglo XVIII se hizo demasiado pequeña para la congregación ortodoxa de Pärnu. Así, en 1904, se construyó en estilo ruso la Iglesia Ortodoxa Apostólica de la Transformación  de Nuestro Señor, y su congregación (Estonia) se separó de la antigua congregación de la congregación Ekateriina (Rusia). La iglesia tenía una típica fachada de ladrillo, y una base de trabajo de sillería de granito. El campanario es de 38 metros de altura y la cúpula de 34 metros. La pared del altar contiene 11 iconos y tiene 11 pinturas en las paredes principales con una composición figurativa. La entrada es gratuita.

   Eliisabet's Church.
Eliisabets´s Church.
   
   Iglesia Eliisabet, inaugurada en 1750, es el edificio religioso más destacado de la época barroca en Estonia. La hermosa iglesia en el centro de Pärnu invita a entrar y se puede ver en su interior un púlpito en estilo neo-gótico de mediados del siglo XIX, el altar y el retablo de la Resurrección. Uno de los mejores órganos de Estonia esta en esta Iglesia, y el lugar es muy popular como una sala de conciertos entre los amantes de la música.

   La iglesia debe su nombre a la emperatriz rusa Jelizaveta. Gracias a ella, la congregación tiene una iglesia luterana.

   La entrada es gratuita.

   La playa.
Playa de Parnu.

   Sin duda, la playa es mayor atractivo de la localidad. Aunque no pueda parecerlo por su situación, en verano sus aguas no son nada frías, y si el día acompaña, los baños son muy agradables. La Corriente del Golfo templa la zona, y al ser un mar muy cerrado, se puede disfrutar de una temperatura del agua cercana e incluso superior a los 20ºC.

Kitesurf en la playa de Parnu.
   Debido al viento que sopla en la playa, es habitual encontrarse con gente practicando el kitesurf, que es una práctica parecida al surf tradicional pero con una cometa.

   Como curiosidad, comentar que en un principio había dos playas separadas algo más de un kilómetro una de otra, ya que no estaba permitido el baño conjunto de hombres y mujeres. Hoy en día, obviamente, esto ya no se produce.

  Pasear sus calles, ver sus edificios.

Casa de Parnu.
De tiendas en Parnu.
   Sin duda, merece la pena pasear tranquilamente por unas calles en las que se respirar relajación. Nadie parece tener prisa, quizá porque muchos de sus visitantes disfrutan de sus vacaciones. No se nos pueden pasar por alto las fachadas de los edificios centenarios, algunas de ellas auténticas obras de arte. 

  Si además nos gustan las compras, estamos en el sitio ideal. Multitud de comercios inundan las calles más céntricas de la localidad, muchas de ellas manteniendo en su fachada el encanto de su arquitectura.

Dónde comer.

Restaurante Seegi Maja
 Parnu.
   Sin duda, la mejor opción es un bocadillo disfrutando de la playa. Si eso no os convence, la ciudad tiene multitud de restaurantes para todos los bolsillos, al ser un destino turístico de primer order. Hay restaurantes asiáticos, argentinos, italianos, rusos, estonios, vegetarianos, etc. 

   Al ser frecuentado en su mayoría por gente de Estonia o la vecina Letonia, los precios son bastantes asequibles para un turista del Oeste europeo. Puedes encontrar información sobre los restaurantes en http://visitparnu.com/en/visitor/eating-out 


Dónde dormir.


   Existen numerosos alojamientos para todos los bolsillos, pero si quiere pernoctar en julio o en agosto, conviene reservar con bastante antelación. Nosotros decidimos seguir ruta hacia la isla de Saarema y nos despedimos, no sin alguna pena por no haber planificado algún día más en esta bonita y acogedora ciudad de Parnu.


    Si te ha gustado esta entrada, te gustará:

13 comentarios:

  1. Que bonito lugar! nunca me imaginé que el mar podía llegar a tener esa temperatura...
    Habrá que agendarlo!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos días, y eso que no está haciendo mucho calor por aquella zona, la temperatura del agua ronda los 20ºC. Lo bueno que tiene es que todavía es un secreto muy bien guardado y no está abarrotado de turistas aún.
      Cuando lo programes, puedes consultarme por si puedo servirte de ayuda.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Sí, a nosotros nos sorprendió la ciudad gratamente. E incluso llegamos a meternos en el mar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Eduardo
    Nos puedes recomendar un hotel en PARNÜ vamos dos amigas.
    Hay bus de PARNÜ a RIGA con ECOLINE tarda mucho no entiendo muy bien la web de ECOLINE.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Parnü no llegamos a dormir, así que, lo siento, no conocemos directamente ningún hotel, por lo que prefiero no opinar. Es un destino turístico de playa, con muchísimos hoteles de todo tipo. Nosotros fuimos a dormir a Saarema, una isla preciosa.
      En cuanto al bus, hay que tener en cuenta que las carreteras son buenas pero no son autopistas, y no pueden ir muy deprisa, por eso tardan algo más, pero no se nos hizo pesado. Fueron entre 2 y 3 horas desde Riga. Ten en cuenta que tarda en salir de la ciudad y luego en llegar a la parada en Parnü, con muchos semáforos. En la frontera se demoran otro poco, por el posible control de pasaportes.
      Si queréis información de hoteles en Saarema o Vilnius, ahí sí os puedo ayudar un poco. Aquí tenéis toda la ruta que hicimos:
      http://viajediferente.blogspot.com.es/2010/09/paises-balticos-estonia-lituania-y.html

      Un saludo y gracias por visitar la página.
      (Pulsando en las imágenes, se pueden ver a mayor resolución.)

      Eliminar
  4. Parece un sitio precioso, pero menos de 20ºC el agua es ya bastante frió. DE momento con la nena no nos aventuramos a ir tan lejos. Quizá en el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al ser un mar poco profundo y con baja salinidad, se calienta rápido, aunque también por eso en invierno se congela rápidamente. Pero al no hacer demasiado calor fuera, no se nota tanta impresión a la hora de meterse. Cuando estuvimos nosotros, en verano, la sensación era bastante
      agradable.
      Aún así, si prefieres un destino más cálido, sin duda te recomiendo Canarias. Puedes ver mis entradas de Lanzarote:
      http://viajediferente.blogspot.com.es/2011/10/lanzarote.html

      o de La Graciosa:
      http://viajediferente.blogspot.com.es/2011/06/la-graciosa.html

      Esta última, si la niña es muy pequeña, quizá no sea tan recomendable, por estar algo más aislada.
      Y si quieres algún destino turístico por excelencia, te recomiendo Tenerife. Allí hay de todo
      para el turista y aburrirse es imposible.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Muy bonito. Gracias por compartir. Rafa

    ResponderEliminar
  6. Hola Eduardo:

    Ya he podido leer todo tu relato de Parnú con tranquilidad. Te reitero lo que ya te he comentado verbalmente muchas veces. Tienes unas magníficas dotes para narrar lo esencial de la visita turística a una localidad. Vas al grano y te adornas lo estrictamente necesario. Toda la información que aportas es fantástica y esencial. No hay nada superfluo. Después de leerte, me dan ganas de ir hasta Estonia. En fin... supongo que me quedaré con las ganas.

    Me sigue asombrando, positivamente, la forma que tienes de organizar los viajes, el hacerlo en autobús por lugares lejanos y desconocidos, y hasta hace poco más de 20 años, un mundo casi ignoto para occidente.

    Genial lo de las ventanas del coche. A mi hija, que tiene un 7 plazas con puertas eléctricas, le pasaba también al principio lo mismo. Cuando regresaba al aparcamiento... se encontraba el coche abierto de par en par...

    Ah, se me olvidaba, las fotos muy buenas. Son el acompañamiento ideal a la historia. Enhorabuena, que espero poder darte personalmente en algo más de medio mes.

    Un fuerte abrazo,

    JJ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan. Intento dar los máximos datos del viaje sin que llegue a aburrir.
      Y gracias también por el cumplido sobre las fotos, todo un honor para mí viniendo de ti. Nos vemos pronto.
      Un abrazo,
      Eduardo.

      Eliminar
  7. Gracias por la información. Mañana iré a Parnu. A ver que tal todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué, es un placer poder ayudar. Seguro que te va bien. Es un destino fácil y más para viajeros tan experimentados como tú. A la vuelta leeremos tus experiencias.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar